Se pondrán a la venta productos hechos por la propia Policía para la lucha contra el cáncer infantil.

El dinero recaudado se destinará íntegramente para la investigación contra el cáncer infantil, al Hospital maternoinfantil Sant Joan de Déu en Barcelona y otra parte para la plataforma «Al cáncer infantil dale candela» en el mismo hospital.